EDUCARES

La VIDA es EDUCACIÓN. En este blog los invito a compartir ambas cosas. Vida y Educación. Este es un espacio para aportar e intercambiar ideas, sugerencias, saberes, todo aquello que promueva un mejor desarrollo de la educación. En palabras de Barylko (filósofo argentino): "Aprender es vivir, Aprender es disfrutar, Aprender es pensar críticamente. Maestros, niños, jóvenes, adultos, toda persona que añore un margen de libertad y autenticidad". Bienvenidos a EDUCARES.

jueves, junio 07, 2007

Femenino, Masculino y Genérico

LLevo ya algún tiempo pensando en esta cuestión tan "de moda" y en boca de todos de tener que cambiar nuestra manera de hablar para incluir a todos y todas y sentirnos que así estamos contribuyendo a la defensa de nosotras, las mujeres, haciéndonos visibles para el resto de los mortales, o sea.... para los hombres.
Y así es cómo de un tiempo a esta parte empiezo a asistir a conferencias en las que el ponente está a lo largo de toda la jornada repitiendo constantemente: "los profesores y las profesoras" y "los alumnos y las alumnos" y "los padres y las madres" y "las directivas y los directivos", y así un larguísimo etc....mientras los asistentes nos perdemos en medio de tanto lo, la, a y o.
Y si me remito a la escritura más de lo mismo: los lectores y las lectoras o el recurso de la @.
Tengo hermanos varones, soy la única hija mujer de mis padres, y jamás se me pasó por la cabeza sentirme discriminada si hablaban de mis hijos y no de mis hijos y mi hija. Ni yo quiero menos a mi madre por decir "mis padres" en lugar de "mi padre y mi madre".
No me siento, ni me he sentido jamás, discriminada como maestra si alguien dice "los maestros" o "los profesores" o si un escritor se dirige a "los lectores" o un comerciante (¡¿o una comercianta?!) a "los clientes" en lugar de decir los clientes y las clientas.
En fin, que creo que, como suele suceder cuando algo se hace moda, nos estamos yendo a extremos que en mi opinión no ayudan sino que en realidad se nos hacen pesados.
No me imagino hablando como ponente en un curso y estar todo el tiempo usando el femenino* y el masculino entre otras cosas porque no sólo no creo que no hacerlo sea discriminatorio, sino porque me parece que obstaculiza absolutamente la fluidez en la comunicación (*nótese El FemeninO ¿ lo vamos a cambiar por La FemeninA?).
Y como de hecho soy formadora, me encargo en el inicio de cada curso de explicar que si no uso la aclaración de femenino y masculino no es por hacer discriminación, sino porque no siento que haciendo esa aclaración constantemente contribuya a la "causa de la igualdad".Y por ahora todas (y todos) las (y los) profesoras (y profesores) se han mostrado de acuerdo.
Por otra parte no creo que estemos logrando ser más justos ( o justas) o equipararnos, de esta manera. Lo mismo ocurre con la cuota de paridad:"Yo no creo en la cuota de sexo, creo en la de talento". Lo dijo la presidenta de IBM España, Amparo Moraleda.
Les dejo algunas palabras (¡o palabros!) para que reflexionan sobre este tema
Albañil: ¿es correcto La albañil?
Dentista: para hacerlo más justo ¿podríamos cambiarlo a DentistO y decir El Dentisto?
Juez: decimos La Jueza cuando lo correcto sería La Juez pero ¡OH! no decimos El JuezO.
Cliente/ Clienta: ¿Y qué pasa con La clientelA? Sería más justo decir también El clientelo.
Y así con muchos ejemplos porque, por cierto, es verdad que hay una infinidad de palabras en masculino que se generalizan pero hay muchísimas finalizadas en A que nosotras mujeres luchadoras por la igualdad obviamos en el análisis.
Repito, en mi opinión no es la A o la O, lo que nos hace más visibles como mujeres. Es lo que HACEMOS como mujeres los que nos coloca en el sitio en el que cada una desea o aspira a estar.
Pero esta es sólo mi opinión.

3 Comments:

Anonymous Marce said...

Yo creo que el gran problema es que se habla de hombres y/o mujeres, como con la necesidad imperiosa de IGUALAR... no sería mejor COMPLEMENTAR??? Porque iguales no vamos a ser nunca... cada género tiene sus riquezas y sus debilidades, por qué siempre esa necesidad de COMPETIR???

Por otro lado me pregunto: por qué en vez de ver la diferencias (que complican la vida, y ni te cuento si tienes que dar una charla, donde te OBLIGAN a diferenciar las/los y no quiero enrollarme más con el tema), vuelvo a lo enterior: por qué no podemos ver a la PERSONA y no su género???
Porque si vamos al caso, y yo intento respetar a todos por ser PERSONAS... cómo nombro a los homosexuales??? en esto se den¡ben sentir más que discriminados... o no?

Creo que no hay que perder el bosque por ver el árbol: si pusiéramos más énfasis en ver al otro/ otra y demás, y respetarlo como ser humano, la vida sería más sencilla.
Acá el tema no es el sexo, el género y todo el rollo que esto implica, acá el tema es considerarnos personas...

10:02 p. m.  
Anonymous María Hernández said...

Hola Educares. Otra vez muy acertado el post.Lo comparto al completo.
A marce:de acuerdo en todo lo que dice, lo único que no me queda claro es el párrafo sobre las personas homosexuales. Supongo que yo no lo entiendo pero que lo habrá escrito con fundamento.
Saludos.
María Hernández

3:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo también estoy cansada de tanto la, lo, a, o. Que la igualdad pasa por otro lado. No perdamos energía en cosas superfluas y ocupémonos de lo que es verdaderamente importante.

4:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home