EDUCARES

La VIDA es EDUCACIÓN. En este blog los invito a compartir ambas cosas. Vida y Educación. Este es un espacio para aportar e intercambiar ideas, sugerencias, saberes, todo aquello que promueva un mejor desarrollo de la educación. En palabras de Barylko (filósofo argentino): "Aprender es vivir, Aprender es disfrutar, Aprender es pensar críticamente. Maestros, niños, jóvenes, adultos, toda persona que añore un margen de libertad y autenticidad". Bienvenidos a EDUCARES.

lunes, noviembre 27, 2006

Donde ponemos la mirada

En cualquier tema y en este caso en la problemática escolar de acoso y violencia tan "sobre la mesa" durante estos últimos meses; las opiniones, la evaluación y los juicios que se hacen dependen de dónde ponga uno su mirada.
El domingo en un periódico nacional, dos artículos de la sección Debate y una nota de tres páginas en el suplemento dominical dedicaban sus líneas al tema de la violencia en la escuela.
Cada uno lo hacía desde un lugar diferente, desde una óptica distinta.
La nota de tres páginas llevaba por título "Soy de los que pegan" y enfocaba el tema desde la mirada de dos adolescentes que responden al llamado 'perfil del acosador'. Lo curioso es que en la entrada de la nota aparecía este texto ..."ambos forman parte de esa franja de alumnos (entre el 1,5% y el 4,5%) que generan violencia escolar". Lo primero que me vino a la mente es que, por lo tanto, de acuerdo con esos porcentajes, la mayoría de los alumnos NO genera violencia escolar. Sin embargo en el reportaje se centró la mirada en el pequeño porcentaje, según los números ofrecidos, que sí lo hacen. ¿Que no hay que preocuparse por ese "entre 1,5% y 4,5%"?Por supuesto que sí. Lo que digo es que hay que trabajar con ese problema y al mismo tiempo mostrar también en los medios de comunicación y a la sociedad en su conjunto, el altísimo porcentaje de alumnos que no son violentos.
Por otra parte, las dos notas de la sección Debate llevaban estos títulos:
" Una nueva ley que no tolere ni ejerza la violencia" y "Fortalecer la profesión docente".
El primero hacía hincapié en la necesidad de una ley consensuada y elaborada con la ayuda de profesores en activo, elegidos por su valía y no por su posición política. El autor expresaba en su texto que "se deben castigar las faltas de disciplina y admitir que quien manda es el profesor" y proponía cuatro puntos centrales para el desarrollo de esa ley: proteger a los que quieren estudiar, buscar salidas para niños que a partir de los 12 años no deseen seguir estudiando(¡¡esto sí me parece muy fuerte!!¿¿12 años??), valorar el saber y la excelencia y por último castigar la indisciplina. La mirada del autor, está claro, estaba puesta en una nueva ley, es decir en la Administración y el gobierno.
El segundo artículo ponía el acento ,por un lado, en las características de los alumnos violentos como personas con baja autoestima y dificultades en las relaciones sociales y por otro, en la necesidad de compatibilizar la sanción disciplinaria con la ayuda psicológica y pedagógica, en un mayor compromiso de la Administración y en la implicación de la familia. Se preguntaba el autor cómo lograrlo y ofrecía la siguiente respuesta: "en gran medida por el convencimiento de que enseñar a los otros es una tarea que merece la pena, que conecta con el ser más noble". Terminaba el artículo diciendo que el compromiso de los profesores depende en gran medida del compromiso de la sociedad con la educación y del apoyo de unos con otros para generar cambios sostenibles. Es decir que la mirada del autor estaba puesta en el profesor y en la sociedad como generadores de cambios.
Como se puede ver, las opiniones sobre un mismo tema de los tres autores dependen del punto sobre el que cada uno puso su mirada.
Tal vez sea momento de enfocar en una misma dirección, con un objetivo claro, trabajando cohesionados, con un currículo actualizado en la carrera de magisterio(otro tema muy importante) y fundamentalmente teniendo claro cuál es la misión de la educación como gran proyecto vital y ,específicamente, del sistema educativo español.
¡¡Enfoquemos!!

* las notas citadas son de la edición del domingo 26 de noviembre del diario español "El País" www.elpais.com
*Si quieres participar escribe tu comentario o envía tus ideas y proyectos a theclover@auna.com
Te publicaremos como un post.

1 Comments:

Anonymous Fatima said...

Donde ponemos la mirada? En el bajo nivel de todo lo que nos rodea. Lo unico que tiene un alto nivel es el consumismo, la falta de valores y el tener antes que ser.
Un besito.
Fatima

7:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home