EDUCARES

La VIDA es EDUCACIÓN. En este blog los invito a compartir ambas cosas. Vida y Educación. Este es un espacio para aportar e intercambiar ideas, sugerencias, saberes, todo aquello que promueva un mejor desarrollo de la educación. En palabras de Barylko (filósofo argentino): "Aprender es vivir, Aprender es disfrutar, Aprender es pensar críticamente. Maestros, niños, jóvenes, adultos, toda persona que añore un margen de libertad y autenticidad". Bienvenidos a EDUCARES.

miércoles, noviembre 08, 2006

Cooperación en el aula

Hay varias maneras en las que los alumnos pueden interactuar entre ellos: competir para ver quién es el “mejor”, trabajar individualmente para alcanzar sus objetivos sin prestar atención a sus compañeros o trabajar cooperativamente interesándose por el procesos de sus compañeros y el suyo propio.
De las tres opciones, la primera, la competición por ser “el mejor”, es en general la que se promueve en el sistema educativo español. "Ser el mejor” es lo que se premia. Y no es que esté mal, es sólo que esa manera de trabajar es poco estimulante,no potencia la sinergia dentro del aula ni promueve la interacción positiva entre compañeros.

Fomentar la carrera individual es contradictorio ya que nadie puede ser exitoso por sí solo; a lo largo de la vida siempre necesitaremos del apoyo, la compañía, el estímulo y la presencia de otros.
Está comprobado que es el Aprendizaje Cooperativo, el que alienta a los niños a trabajar con otros, a preocuparse por sus aportaciones al grupo, a ayudar a quienes necesitan más apoyo y a celebrar los éxitos de unos y otros.
El Aprendizaje Cooperativo requiere de ciertas condiciones para que sea eficaz.

Las condiciones son:
- Interdependencia positiva.
- Debate en público.
- Responsabilidad e implicación para alcanzar los objetivos del grupo de trabajo.
- Desarrollo de habilidad para comunicar y escuchar, para liderar positivamente, para resolver conflictos y para tomar decisiones adecuadas.
- Evaluación del desarrollo del trabajo a lo largo de los proyectos para mejorar la eficacia del grupo en el momento y a futuro.
Estos cinco elementos son fundamentales en el Aprendizaje Cooperativo.
*La capacidad de los alumnos para aprender a trabajar cooperativamente es la piedra angular para que puedan construir y mantener relaciones sociales positivas,con la familia y con los amigos, y para aprender a vivir de un modo intelectual y emocionalmente inteligente.
Las habilidades técnicas(ciencias y letras) que se promueven y aplauden en general en las escuelas de hoy son importantes y valiosas, pero sirven de poco si los alumnos no pueden apelar a ellas para utilizarlas en la interacción con otros.
La manera más adecuada de enseñar a los alumnos a utilizar lo que saben técnicamente con otras personas es ,precisamente, ENSEÑARLES A TRABAJAR CON OTRAS PERSONAS.

Es contradictorio premiar y fomentar la carrera individualista y luego esperar que nuestros alumnos sean eficientes en cooperación, interacción y relaciones interpersonales.

8 Comments:

Anonymous Gonzalo said...

Es muy interesante. Creo también que el ser "el mejor" no es la meta deseada, sino como dicen los de habla inglesa "do your best", ser el mejor de uno mismo, esta es la meta ética, la que optimiza libertad, felicidad y un punto de arranque para empezar a preocuparse por los demás. Coincido en que ser el mejor no puede sino conllevar un menoscabo de esta ética, ya que empieza la casa por el tejado, es decir, por los demás y todo debiera empezar y acabar en uno mismo.

Gracias por hacerme pensar.

9:49 a. m.  
Blogger Educar-es said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

11:27 a. m.  
Blogger Educar-es said...

Gonzalo, en el post me refería al mensaje: "sé EL mejor" que nos suelen dar en la escuela desde una óptica competitiva no cooperativa.Lo puse entre comillas porque ¿qué es ser "el mejor"?. En el entorno educativo suele ser sacar la mejor media, ser "el mejor alumno".
Mi posición es,tal como tú expones, que uno debe ser lo mejor que pueda ser como persona y potenciar sus talentos para interactuar con otros positivamente.La escuela suele potenciar muy poco el desarrollo de la Inteligencia Interpersonal y el Trabajo Cooperativo algo que,paradójicamente,siempre se expresa (en el papel) como uno de sus objetivos fundamentales.
Gracias por opinar!.

11:34 a. m.  
Anonymous Pino said...

Estoy de acuerdo, siempre que seamos extrordinariamente cuidadosos en controlar la posible perversión de este sistema (que me parece gravísima, de la que nadie habla, y nadie se molesta en cotrarrestar):
Sólo los muy responsable se sienten implicados en las tareas y el resto vive muy cómodo dejándose llevar. La sociedad actual no prima ni el esfuerzo ni el trabajo; nuestros modelos son los pocos futbolistas que ganan millones, no los millones de personas que se levantan a trabajar diariamente.
Así, al niño reponsable le cargamos aún mas que antes: ya no sólo tienen que responder de su propio trabajo sino que le "obligamos" a responder del trabajo colectivo, cuando no siempre encuentran en los demás la cooperación que se requiere para que el sistema funcione. Así, si está motivado para obtener buenos resultados, realizará un sobreesfuerzo para compensar la falta de esfuerzo en el medio que le rodea.
Este es un hecho incuestionable y sin tenerlo en cuenta, el sistema cooperativo fracasará al generar individuos con una gran carga de ansiedad (no pueden "controlar" lo que les es ajeno, así que se sienten impotentes) y otros individuos acostumbrados a dejarse llevar y cosechar sus éxitos esforzándose al mínimo y aprovechando el esfuerzo ajeno.
Este hecho lo llevo observando muchos años en los trabajos en equipo de la universidad. Frustra a nuestros mejores alumnos y negarlo no hace que deje de ser cierto.

5:43 p. m.  
Blogger Educar-es said...

Pino, muy interesante tu punto de vista y es cierto que mal llevado puede provocar más fracaso. Mi posición es que desde los primeros años de escuela, es decir desde infantil se forme a los niños en el trabajo individual y también en el cooperativo. No se trata de que de pronto hoy nos pongamos todos a pregonar que fomentamos el trabajo cooperativo. Es obvio que se necesita formación del profesorado y una planificación de centro que comtemple el trabajo cooperativo entre profesores para que desde allí haya un modelo que ofrecer. Sin eso, no es posible. El centro en su totalidad debe promover ese tipo de trabajo y entonces sí generará aprendizaje cooperativo. Lo que se hace hoy es el típico trabajo en grupo de toda la vida que en realidad ni es grupo ni es nada, sólo un número de alumnos haciendo un trabajo en el que, como tú dices, unos hacen y otros nada!.
Aquí hablamos de una estrategia pedagógica seria y fundamentada que sólo podrá llevarse adelante con la formación y la implicación de directores, jefes de estudios, profesores, familias y alumnos.

11:53 p. m.  
Anonymous antonio said...

La educación tiene que buscar la responsabilidad, el compromiso, la eficacia, y no la compasión de los demás.

6:58 p. m.  
Blogger Educar-es said...

En mi opinión, la educación debe servir para desarrollar actitudes positivas y habilidades técnicas y personales. Debe servir para que cada alumno descubra y potencie sus talentos. Y además debe servir para aprender a ser
respetuosos,colaboradores, empáticos, optimistas, comunicadores....

10:38 p. m.  
Anonymous Alejandra Villalba said...

Para que se pueda implementar un aprendizaje cooperativo,los alumnos deben ver a sus maestros y directivos trabajando en equipo, codo a codo de manera horizontal. Algunas cosas en la escuela no se enseñan con tiza y pizarrón.
Los docentes somos modelos de identificaciones tempranas y a trabajar cooperativamente se enseña trabajando en forma cooperativa.ASÍ DE FÁCIL.

1:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home