EDUCARES

La VIDA es EDUCACIÓN. En este blog los invito a compartir ambas cosas. Vida y Educación. Este es un espacio para aportar e intercambiar ideas, sugerencias, saberes, todo aquello que promueva un mejor desarrollo de la educación. En palabras de Barylko (filósofo argentino): "Aprender es vivir, Aprender es disfrutar, Aprender es pensar críticamente. Maestros, niños, jóvenes, adultos, toda persona que añore un margen de libertad y autenticidad". Bienvenidos a EDUCARES.

miércoles, octubre 11, 2006

Medicar por demás

"Hoy, muchos de los niños con dificultades para mantener la atención o con conductas hiperactivas son diagnosticados como TDA o TDAH y medicados. Esas son las denominaciones del manual diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría para el trastorno por déficit de atención (TDA) e hiperactividad (TDAH). La dificultad de algunos niños para mantener la atención, controlar sus impulsos y la tendencia a desplegar una amplia actividad motora en momentos poco convenientes no son nuevas. Son tan antiguas como la infancia.
Pero desde que estos síntomas fueron reunidos bajo el nombre de un trastorno, su diagnóstico y la consiguiente medicación no han dejado de crecer.
Este fenómeno es objeto de debate por lo que implica: el uso de medicación en niños pequeños.
Las drogas utilizadas en estos casos son un derivado de las anfetaminas. La medicación actúa sobre los centros del cerebro que ejercen el control inhibitorio, y el niño se calma.
Pero cuando es retirada, sin un proceso psicoterapéutico, los síntomas reaparecen.
Un estudio concluye que el síndrome está sobrediagnosticado
.
De los “casos” que se derivan desde las escuelas como posible TDA o TDAH la mayor parte tiene más que ver con otros problemas, en general emocionales o de dislexia.
En los casos reales en los que sí hay TDA o TDAH, los especialistas insisten en señalar el enorme cuidado con que debe ser indicada la medicación y aclaran que esta no va a resolver lo singular del sufrimiento del niño. Se debe trabajar con cada paciente para ayudarlo a entender, con tratamiento psicológico, lo que le pasa y cómo enfrentarse a ese malestar”.

(Texto extraído de lanacion.com)

2 Comments:

Anonymous Ricardo said...

Como psicólogo creo que se están pasando con los niños "diagnosticados"en los colegios como TDA o TDAH y derivados a los profesionales o centros de atención.Hay que hacer un seguimiento, ofrecer alternativas para ver cómo se conduce el niño en diferentes momentos y actividades y después si hay motivos reales (no sólo que "moleste" en clase o que "no pare de moverse")entonces sugerir a los padres una consulta.

9:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me parece que siempre será mejor para los alumnos que sus profesores mantengan una buena comunicación con los padres y luego derivar sólo si no lo pudieron solucionar trabajando en equipo. Derivar para sacarse el peso de encima es lo más antipedagógico que puede existir.

12:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home