EDUCARES

La VIDA es EDUCACIÓN. En este blog los invito a compartir ambas cosas. Vida y Educación. Este es un espacio para aportar e intercambiar ideas, sugerencias, saberes, todo aquello que promueva un mejor desarrollo de la educación. En palabras de Barylko (filósofo argentino): "Aprender es vivir, Aprender es disfrutar, Aprender es pensar críticamente. Maestros, niños, jóvenes, adultos, toda persona que añore un margen de libertad y autenticidad". Bienvenidos a EDUCARES.

domingo, marzo 04, 2007

Verdadera pasión por la educación

Todos sabemos que se considera a Italia el país con la mejor educación infantil del mundo. Es italiano quien yo considero uno de los más lúcidos pedagogos: Francesco Tonucci (conocido por Frato en sus viñetas)
Hoy domingo 4 en el diario argentino Clarín, se publica una entrevista que me llegó por mail a través de dos amigas profesoras.
La reproduzco porque es verdaderamente interesante. En la actualidad Tonucci centra sus esfuerzos en dos temas, por un lado en transmitir un modelo de ciudad que respete a los niños y por otro en la importancia del recreo en las escuelas.
Lean y disfruten:
"Como siempre en la vida, las banderas que Francesco Tonucci enarbola por el mundo son producto de un temprano amor. No hace falta mucha imaginación para ver al pedagogo italiano de barba blanca, antes de poseer título ni barba, perdido en las páginas de un libro que daría curso a su vida. El libro era El Principito, y de él Tonucci aprendió lo siguiente: que los niños saben muchas cosas, que intuyen todavía más y que se cansan de vivir dándole explicaciones a los adultos. A partir de la bella fábula de Saint-Exupéry, en la que el protagonista pone a prueba la lucidez de las personas invitándolas a descubrir a una boa digiriendo un elefante en un dibujo con fuertes reminiscencias de sombrero, Tonucci tuvo un sueño osado: diseñar un mundo a la medida de los niños. Fue el primero en darse cuenta de que, dotados de voz, voto y tiempo para pensar, el mundo que piden los chicos no se parece en nada a Disneylandia. Entre los reclamos no figuran ni videojuegos en cada esquina, ni la clausura definitiva de las escuelas sino que los niños dicen cosas tan sencillas como que:
1. La bicicleta es más democrática que el coche.
2. Por la acera debe poder pasar toda una familia.
3. Es mejor ir al parque con los abuelos que con los padres, porque los abuelos tienen menos prisa.
4. Los niños tienen derecho a tener padres felices.
Este trabajo con los niños acabó por convencer a Tonucci de que una ciudad diseñada a la medida de los menores redundaría en una ciudad más apta para todos. Y puso manos a la obra.
En mayo de 1991 creó en Fano, Italia, un programa llamado Laboratorio Ciudad de los Niños.
Su objetivo: generar una nueva filosofía de gobierno de la ciudad, tomando a los niños como parámetro y garantía de las necesidades de todos los ciudadanos. Hoy el programa se aplica en unas cien ciudades de Italia, en algunas de España, y en cuatro de Argentina.
Según Tonucci los adultos infravaloramos la actitud de los niños.Pensamos , por ejemplo, que si los dejamos moverse en la ciudad, se van a tirar debajo del primer coche que pasa. Esto no es así, y sostiene que no es que los niños no pueden salir solos porque las calles no son seguras sino que las calles no son seguras porque los niños no salen solos.

¡¡¡RECREOOOOO!!!
Una de las últimas banderas que Tonucci ha comenzado a ondear por el mundo es la importancia del recreo.
El pedagogo ha redactado un proyecto para devolver el recreo a los niños. A los adultos sólo se les pide que respeten ese tiempo, sin suprimirlo a modo de castigo y sin utilizarlo como chantaje para lograr "buenas conductas". Pide a los maestros que jamás le quiten tiempo a ese oasis de juego para privilegiar "lo importante", porque en el desarrollo de los niños y en su aprendizaje lo verdaderamente importante y rico, es el juego".

1 Comments:

Anonymous Vicky said...

Tomucci es genial. Les recomiendo su libro "Con ojos de maestro", fantástico.
Me encanta el blog.

5:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home